Capilla virtual

 Dedica unos momentos a la oración. Piensa, reflexiona, pide por tu familia, tu país y el mundo entero; da gracias a Dios por su perdón y misericordia.

Ven, Espíritu divino

Ven, Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo Padre amoroso del pobre,don en tus dones esplendido; luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,  tregua en el duro trabajo,  brisa en las horas de fuego,  gozo que enjuga las lágrimas  y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,  divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre si tú le faltas por dentro; mira el poder del pecado cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo, lava las manchas, infunde calor en el hielo, doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Repartetus siete dones
según la fe de tus siervos. Por tu bondad y tu gracia dale al esfuerzo su mérito; salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno.Amén
 


Oh, Señor, te alabamos, te bendecimos, te damos gracias. Permíteme unos minutos, siquiera unos instantes, para experimentar la quietud de mente, cuerpo y alma; y acercarme a Ti. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos, amén…
  
 Tú, Cristo

Tú, Cristo, fuente de todo amor, te hiciste pobre con los pobres, hermano de todos, y consuelo de los afligidos. Tú, Cristo, fuente de todo amor, diste de comer a la Humanidad hambrienta,  amaste a los niños, te compadeciste de la viuda y socorriste al que te necesitaba.

Tú, Cristo, fuente de todo amor, enséñanos tu amor, tu manera de compartir, tu solidaridad, para que viéndote te sigamos amando, compartiendo, siendo solidarios.

Tú, Cristo, fuente de todo amor, entra en nuestra vida con todo tu amor, y haz de nosotros instrumentos humildes para ayudar a nuestros hermanos.Tú, Cristo, fuente de todo amor, estás en el desempleado, en el drogadicto, en el alcohólico,  en el niño abandonado, en el explotado y oprimido, en el enfermo y en todo marginado.

Tú, Cristo, fuente de todo amor, despierta en nosotros un corazón tan grande que sintamos los problemas de los hermanos como nuestros,  y que nuestras manos sean tus manos que se tienden al pobre necesitado.



Oración por los enfermos

Señor Jesús, creemos en ti. Te alabamos, te adoramos y te bendecimos.  Tú eres la resurrección y la vida. Tú eresla salud de los enfermos. Tú eres el buen Pastor que da la vida por sus ovejas.

Ten compasión de los que sufren la enfermedad en su cuerpo, en su corazón y de los que sufren en su alma .Te lo pedimos, Señor.

Ten misericordia de los que claman: Jesús, hijo de David, ten compasión de mí. Ten misericordia de los que te piden: Señor, si quieres puedes curarme.

Te lo pedimos, Señor por santas llagas, por tu santa cruz y por tu preciosa sangre.   

Sánalos, Señor. Dales vida y vida en abundancia.  Te lo pedimos por intercesión de María Santísima, tu madre, la Virgen de los Dolores, quien estaba presente, de pie, cerca de la cruz  y que nos diste por madre.   

Gracias, Señor, por todo lo que estás haciendo ahora. Gracias, Señor, por todos los que por Ti son sanados. Gracias, Señor, gracias.

A ti la Gloria, el Honor, la Alabanza y el Poder, por los siglos de los siglos. Amén.


Oracion Por Los Difuntos
Padre de misericordia y Dios de todo consuelo, que nos cuidas siempre con amor y transformas la oscuridad de la muerte en aurora de vida, mira a estos hijos tuyos que lloran en su tribulación.

Sé nuestro refugio y fortaleza, Señor, y llévanos desde la oscuridad del llanto y del dolor, a la paz de tu presencia.

Ya que tu Hijo, Jesucristo nuestro Señor, muriendo destruyó el poder de la muerte y resucitando nos dio nueva vida, concédenos seguir sus pasos, para que al final de nuestra vida lleguemos a reunirnos con nuestros hermanos en aquel lugar donde serán enjugadas todas las lágrimas de nuestros ojos.

Por nuestro Señor Jesucristo.  Amén.



Lectura del santo evangelio según san Marcos(10, 46-52)
En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo, el hijo de Timeo, estaba sentado al borde del camino, pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar: Hijo de David, Jesús, ten compasión de mí.

Muchos lo regañaban para que se callara. Pero él gritaba más: Hijo de David, ten compasión de mí.
Jesús se detuvo y dijo: Llámenlo Llamaron al ciego, diciéndole: Ánimo, levántate, que te llama.

Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús. Jesús le dijo:¿Qué quieres que haga por ti? El ciego le contestó: Maestro, que pueda ver. Jesús le dijo: Anda, tu fe te ha curado. Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.

Palabra del Señor.
 

Accion de gracias

Gracias, Señor, por tu amor y compasión
Gracias, Señor, por tu infinita misericordia
Gracias, Señor, por tu paciencia ante mis defectos
Gracias, Señor, por tu consuelo en el dolor
Gracias, Señor, por salir a mi encuentro
Gracias, Señor, por todas las personas que me rodean
Gracias, Señor, por ser todo para mí 









Recibe las novedades en tu correo


by FeedBurner