Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Judit 6.7

Judit 6
1 Calmado el tumulto provocado por los hombres que estaban en torno al Consejo. Holofernes, jefe supremo del ejército de Asiria, dijo a Ajior delante de todos los pueblos extranjeros y de los moabitas:
2 "¿Quién eres tú, Ajior, y quiénes los mercenarios de Ammón, que te permites hoy lanzar profecías entre nosotros y nos aconsejas que no luchemos contra esta ralea de Israel, porque su Dios los cubrirá con su escudo? ¿Qué otro dios hay fuera de Nabucodonosor? Este enviará su fuerza y los aniquilará de sobre la faz de la tierra, sin que su Dios pueda librarlos.

3 Nosotros, sus siervos, los batiremos como si fueran sólo un hombre,
4 y no podrán resistir el empuje de nuestros caballos. Los pasaremos a fuego sin distinción. Sus montes se embriagarán de su sangre y sus llanuras se colmarán con sus cadáveres. No podrán mantenerse a pie firme ante nosotros y serán totalmente destruidos, dice el rey Nabucodonosor, Señor de toda la tierra. Porque lo ha dicho y no quedarán sin cumpli…

Hebreos 11

1 La fe es garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven.
2 Por ella fueron alabados nuestros mayores.
3 Por la fe, sabemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve resultase de lo que no aparece.
4 Por la fe, ofreció Abel a Dios un sacrificio más excelente que Caín, por ella fue declarado justo, con la aprobación que dio  Dios a sus ofrendas;  y por ella, aun muerto, habla todavía.
5 Por la fe, Henoc fue trasladado, de modo que no vio la muerte y  no se le halló, porque le trasladó Dios.  Porque antes de contar su traslado, la Escritura da en su favor testimonio  de haber agradado a Dios.
6 Ahora bien, sin fe es imposible agradarle, pues el que se acerca a Dios ha de creer que existe y que recompensa a los que le buscan.
7 Por la fe, Noé, advertido por Dios de lo que aún no se veía, con religioso temor construyó un arca para salvar a su familia; por la fe, condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia según la …

Señor, haz que mi fe sea humilde

Señor, yo creo, quiero creer en Ti. Haz que mi fe sea plena, sin reservas, y que penetre en mi pensamiento, en mi modo de juzgar las cosas divinas y las cosas humanas.

Señor, haz que mi fe sea libre: que tenga el concurso personal de mi adhesión, acepte las renuncias y los deberes que entraña y exprese el vértice decisivo de mi personalidad: creo en Ti, Señor.

Señor, haz que mi fe sea cierta; cierta por una armonía exterior de pruebas y por un testimonio interior del Espíritu Santo, cierta por su luz tranquilizadora, por su conclusión pacificadora, por su asimilación aquietadora.

Señor, haz que mi fe sea fuerte, no tema las contrariedades de los problemas de que esta llena la experiencia de nuestra vida ávida de luz, no tema las objeciones de quien la discute, la ataca, la rechaza, la niega; antes se consolide con la experiencia íntima de tu verdad, resista al agobio de la crítica, se robustezca en la afirmación continua que supera las dificultades intelectuales y espirituales en que …

Salmo 96

1 ¡Cantad a Yahveh un canto nuevo, cantad a Yahveh, toda la tierra,
2 cantad a Yahveh, su nombre bendecid!Anunciad su salvación día tras día,
3 contad su gloria a las naciones, a todos los pueblos sus maravillas.
4 Que grande es Yahveh, y muy digno de alabanza, más temible que todos los dioses.
5 Pues nada son todos los dioses de los pueblos.Mas Yahveh los cielos hizo;
6 gloria y majestad están ante él, poder y fulgor en su santuario.
7 Rendid a Yahveh, familias de los pueblos, rendid a Yahveh gloria y poder,
8 rendid a Yahveh la gloria de su nombre.Traed ofrendas y en sus atrios entrad,
9 postraos ante Yahveh en esplendor sagrado, ¡tiemble ante su faz la tierra entera!
10 Decid entre las gentes: "¡Yahveh es rey!"El orbe está seguro, no vacila; él gobierna a los pueblos rectamente.
11 ¡Alégrense los cielos, regocíjese la tierra, retumbe el mar y cuanto encierra;
12 exulte el campo y cuanto en él existe, griten de júbilo todos los árboles del bosque,
13 ante la faz de Yahveh…

Judit 3-5

Judit 3
1 Entonces le enviaron mensajeros para decirle en son de paz:
2 "Nosotros, siervos del gran rey Nabucodonosor, nos postramos ante ti. Trátanos como mejor te parezca.
3 Nuestras granjas y todo nuestro territorio, nuestros campos de trigo, los rebaños de ovejas y bueyes, todas las majadas de nuestros campamentos, están a tu disposición. Haz con ellos lo que quieras.
4 También nuestras ciudades y los que las habitan son siervos tuyos. Ven, dirígete a ellas y haz lo que te parezca bien."

5 Los enviados se presentaron ante Holofernes y le comunicaron estas palabras.
6 Entonces él bajó con todo su ejército al litoral, puso guarniciones en las ciudades altas, y les tomó los mejores hombres en calidad de tropas auxiliares.
7 Los habitantes de las ciudades y todos los de los contornos salieron a recibirle con coronas y danzando al son de tambores.
8 El saqueó sus santuarios y taló sus bosques sagrados, pues había recibido la orden de destruir todas las divinidades del país pa…

Judit 1.2

Judit 1
1 El año doce del reinado de Nabucodonosor, que reinó sobre los asirios en la gran ciudad de Nínive, Arfaxad, que reinaba en aquel tiempo sobre los medos, en Ecbátana,
2 rodeó esta ciudad con un muro de piedras de sillería que tenían tres codos de anchura y seis codos de longitud, dando al muro una altura de setenta codos y una anchura de cincuenta.
3 Alzó torres de cien codos junto a las puertas, siendo la anchura de sus cimientos sesenta codos.
4 Las puertas se elevaban a setenta codos de altura, con una anchura de cuarenta codos, para permitir la salida de sus fuerzas y el desfile ordenado de la infantería.

5 Por aquellos días, el rey Nabucodonosor libró batallas contra el rey Arfaxad, en la gran llanura que está en el territorio de Ragáu.
6 Se le unieron todos los habitantes de las montañas, todos los habitantes de Eufrates, del Tigris y del Hidaspes y los de la llanura de Arioj, rey de Elam. Se congregaron, pues, muchos pueblos, para combatir a los hijos de Jeleúd.
7 Envi…

Marcos 3

1 Entró de nuevo en la sinagoga, y había allí un hombre que tenía la mano paralizada.
2 Estaban al acecho a ver si le curaba en sábado para poder acusarle.
3 Dice al hombre que tenía la mano seca: "Levántate ahí en medio."
4 Y les dice: "¿Es lícito en sábado hacer el bien en vez del mal, salvar una vida en vez de destruirla?" Pero ellos callaban.
5 Entonces, mirándoles con ira, apenado por la dureza de su corazón, dice al hombre: "Extiende la mano." El la extendió y quedó restablecida su mano.
6 En cuanto salieron los fariseos, se confabularon con los herodianos contra él para ver cómo eliminarle.
7 Jesús se retiró con sus discípulos hacia el mar, y le siguió una gran muchedumbre de Galilea. También de Judea,
8 de Jerusalén, de Idumea, del otro lado del Jordán, de los alrededores de Tiro y Sidón, una gran muchedumbre, al oír lo que hacía, acudió a él.
9 Entonces, a causa de la multitud, dijo a sus discípulos que le prepararan una pequeña barca, para que n…

Carta de amor del Padre

Hijo mío,

Puede que tú no me conozcas, pero Yo conozco todo sobre tí.
Salmos 139:1

Yo sé cuando te sientas y cuando te levantas.
Salmos 139:2

Todos tus caminos me son conocidos.
Salmos 139:3

Aun todos los pelos de tu cabeza están contados.
Mateo 10:29-31

Porque tú has sido hecho a mi imagen.
Génesis 1:27

En mí tú vives, te mueves y eres.
Hechos 17:28

Porque tú eres mi descendencia.
Hechos 17:28

Te conocí aun antes de que fueras concebido.
Jeremías 1:4-5

Yo te escogí cuando planeé la creación.
Efesios 1:11-12

Tú no fuiste un error, porque todos tus días están escritos en mi libro.
Salmos 139:15-16

Yo he determinado el tiempo exacto de tu nacimiento y donde vivirías.
Hechos 17:26

Tú has sido creado de forma maravillosa.
Salmos 139:14

Yo te formé en el vientre de tu madre.
Salmos 139:13

Yo te saqué del vientre de tu madre el día en que naciste.
Salmos 71:6

Yo he sido mal representado por aquellos que no me conocen.
Juan 8:41-44

Yo no estoy enojado y distante, soy la manifestación perfect…

Tobías 13.14

Tobías 13
1 Y dijo: ¡Bendito sea Dios, que vive eternamente, y bendito sea su reinado!
2 Porque él es quien castiga y tiene compasión; el que hace descender hasta el más profundo Hades de la tierra y el que hace subir de la gran Perdición, sin que haya nada que escape de su mano.
3 Confesadle, hijos de Israel, ante todas las gentes, porque él os dispersó entre ellas
4 y aquí os ha mostrado su grandeza.Exaltadle ante todos los vivientes, porque él es nuestro Dios y Señor, nuestro Padre por todos los siglos.

5 Os ha castigado por vuestras injusticias, mas tiene compasión de todos vosotros y os juntará de nuevo de entre todas las gentes en que os ha dispersado.
6 Si os volvéis a él de todo corazón y con toda el alma, para obrar en verdad en su presencia, se volverá a vosotros sin esconder su faz.Mirad lo que ha hecho con vosotros y confesadle en alta voz.Bendecid al Señor de justicia y exaltad al Rey de los siglos.Yo le confieso en el país del destiero, y publico su fuerza …

Tobías 11.12

Tobías 11
1 Cuando llegaron cerca de Kaserín, que está frente a Nínive,
2 dijo Rafael: "Tú sabes bien en qué situación dejamos a tu padre;
3 vamos a adelantarnos nosotros a tu mujer para preparar la casa, mientras llegan los demás."
4 Prosiguieron, pues, los dos juntos; el ángel le dijo: "Toma contigo la hiel." El perro seguía detrás de ellos.
5 Estaba Ana sentada, con la mirada fija en el camino de su hijo.
6 Tuvo la corazonada de que él venía y dijo al padre: "Mira, ya viene tu hijo y el hombre que le acompañaba."

7 Rafael iba diciendo a Tobías, mientras se acercaban al padre: "Tengo por seguro que se abrirán los ojos de tu padre.
8 Untale los ojos con la hiel del pez, y el remedio hará que las manchas blancas se contraigan y se le caerán como escamos de los ojos. Y así tu padre podrá mirar y ver la luz."
9 Corrió Ana y se echó al cuello de su hijo, diciendo: "¡Ya te he visto, hijo! ¡Ya puedo morir!" Y rompió a llorar.
10 Tobit se…

Tobías 9.10

Tobías 9
1 Entonces Tobías llamó a Rafael y le dijo:
2 "Hermano Azarías, toma contigo cuatro criados y dos camellos y vete a Ragués.
3 Dirígete a Gabael, dale el recibo y hazte cargo del dinero; invítale también a que se venga contigo a la boda.
4 Tú sabes que mi padre lleva cuenta de los días, y uno solo que demore, le doy un gran disgusto;
5 ya ves que Ragüel me ha conjurado, y que no puedo desatender su deseo." Rafael se puso en camino para Ragués de Media con los cuatro criados y los dos camellos y fueron a pernoctar en casa de Gabael. Le presentó el recibo y le dio la noticia de que Tobías, hijo de Tobit, se había casado y le invitaba a la boda. Gabael se levantó, le entregó todos los sacos de dinero, con los sellos intactos, y los cargaron sobre los camellos.

6 Levantándose de madrugada, partieron juntos para la boda y llegados a casa de Ragüel encontraron a Tobías puesto a la mesa. Y como se levantara a toda prisa para saludarle, Gabael rompió a llorar y le b…

Tobías 7.8

Tobías 7
1 Cuando entraron en Ecbátana dijo Tobías: "Hermano Azarías, guíame en derechura a casa de Ragüel, nuestro hermano." Le condujo, pues a casa de Ragüel y le encontraron sentado a la puerta del patio. Le saludaron ellos primero y él les contestó: "Mucha dicha os deseo, hermanos, y en buena salud vengáis." Los llevó a su casa
2 y dijo a su mujer Edna: "¡Cómo se parece este muchacho a mi hermano Tobit!"
3 Edna les preguntó: "¿De dónde sois, hermanos?" Respondieron: "Somos de los hijos de Neftalí, de los deportados de Nínive."

4 Les dijo: "¿Conocéis a Tobit, nuestro hermano?" Ellos contestaron: "Sí, le conocemos." - "¿Está bien?" -
5 "Vive y está bien." Y Tobías añadió: "Es mi padre."
6 Ragüel se puso en pie de un salto, le besó, lloró y le dijo: "¡Bendito seas, hijo! Tienes un padre honrado y bueno. ¡Qué gran desgracia, haberse quedado ciego un hombre tan justo y tan li…

Señor ten piedad (en concierto) - Salesianos Misa joven

Tobías 5.6

Tobías 5
1 Entonces Tobías respondió a su padre Tobit: "Haré cuanto me has mandado, padre.
2 Pero ¿cómo podré recuperar el depósito? Ni él me conoce a mí ni yo a él. ¿Qué señal debo darle para que me reconozca, me crea y me devuelva el dinero? Por otra parte, desconozco la ruta que conduce a Media."
3 Tobit, entonces, respondió a su hijo Tobías: "El me dio un recibo y yo a él otro; lo partí en dos, tomé una parte y dejé la otra con el dinero. ¡Ya va para veinte años que deposité esta suma! Ahora, hijo, busca un hombre de confianza que vaya contigo, y le tomaremos a sueldo hasta tu vuelta, y vete a recuperar esta plata."

4 Salió Tobías a buscar un hombre que conociera la ruta y fuera con él a Media. En saliendo, encontró a Rafael, el ángel, parado ante él; pero no sabía que era un ángel de Dios.
5 Díjole, pues: "¿De dónde eres, joven?" Le respondió: "De los israelitas, tus hermanos y ando en busca de trabajo." Díjole Tobías: "¿…

Tobías 3.4

Tobías 3
1 Anegada entonces mi alma de tristeza, suspirando y llorando, comenzé a orar con gemidos:
2 Tú eres justo, Señor, y justas son todas tus obras.Misericordia y verdad son todos tus caminos.Tú eres el Juez del Universo.
3 Y ahora, Señor, acuérdate de mí y mírame.No me condenes por mis pecados, mis inadvertencias y las de mis padres.Hemos pecado en tu presencia,
4 no hemos escuchado tus mandatos y nos has entregado al saqueo, a la burla, al comentario y al oprobio de todas las gentes entre las que nos has dispersado.

5 Pero cierto es, Señor, que todas tus sentencias a la verdad responden cuando me tratas según mis pecados y los de mis padres; porque no hemos cumplido tus mandatos, y no hemos caminado en la verdad delante de ti.
6 Haz conmigo ahora según lo que te plazca y ordena que reciban mi vida para que yo me disuelva sobre la faz de la tierra, porque más me vale morir que vivir.Tengo que aguantar injustos reproches y me anega la tristeza.Manda, Señor, que sea l…