Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Aplausos silenciosos

El mundo está lleno de aplausos. En la televisión y en el cine, en la escuela y en el estadio, en el parlamento y hasta en los funerales.

Los aplausos muestran aprobación y aprecio. Un grupo de hombres y mujeres acoge palabras o gestos con satisfacción. Tras una victoria, un buen discurso, una intervención acertada en un debate, llegan los aplausos.

Hay aplausos, sin embargo, que no se escuchan. Vienen de un mundo diverso del nuestro, donde los parámetros son diferentes.

No se valora allá el ingenio de una respuesta, ni la belleza de un rostro, ni el gol que decide una victoria, ni la acrobacia de un artista.

En ese mundo de lo invisible se aplaude el gesto humilde de quien restablece lazos en la familia; de quien perdona al que no lo merece; de quien aguanta sus quejas para crear un clima sereno en el trabajo; de quien renuncia a parte de sus bienes para ayudar a un necesitado; de quien un día sí y otro también visita a ese enfermo que pasa horas de dolor atado a una cama de h…

Mayores cosas has de ver (Juan 1,47-51)

Lectura del santo Evangelio según san Juan
En aquel tiempo, cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: “Éste es un verdadero israelita en el que no hay doblez”. Natanael le preguntó: “¿De dónde me conoces?” Jesús le respondió: “Antes de que Felipe te llamara, te vi cuando estabas debajo de la higuera”. Respondió Natanael: “Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el rey de Israel”. Jesús le contestó: “Tú crees, porque te he dicho que te vi debajo de la higuera. Mayores cosas has de ver”. Después añadió: “Yo les aseguro que verán el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre”.

la fe, la esperanza, el amor (1 Corintios 13)

13,1: Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo estruendoso.
13,2: Aunque tuviera el don de profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera una fe como para mover montañas, si no tengo amor, no soy nada.
13,3: Aunque repartiera todos mis bienes y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, de nada me sirve.
13,4: El amor es paciente, es servicial, [el amor] no es envidioso ni busca aparentar, no es orgulloso ni actúa con bajeza,13,5: no busca su interés, no se irrita, sino que deja atrás las ofensas y las perdona,13,6: nunca se alegra de la injusticia, y siempre se alegra de la verdad.13,7: Todo lo aguanta, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.
13,8: El amor nunca terminará. Las profecías serán eliminadas, el don de lenguas terminará, el conocimiento será eliminado.13,9: Porque nuestra ciencia es imperfecta y nuestras profecías limitadas.13,10: Cuand…

Los Sacramentos - 7: Unción de los enfermos (D. José Pedro Manglano)

Los Sacramentos - 6: El Orden Sacerdotal (D. José Pedro Manglano)

Los Sacramentos - 5: El Matrimonio (D. José Pedro Manglano)

Los Sacramentos - 4: La Confirmación (D. José Pedro Manglano)

Los Sacramentos - 3: Eucaristía (D. José Pedro Manglano)

has abandonado tu amor del principio (Apocalipsis 2,1-7)

2,1: Al ángel de la Iglesia de Éfeso escríbele:
   Esto dice el que sujeta en la diestra las siete estrellas, el que camina entre las siete lámparas de oro:
2,2: —Conozco tus obras, tus fatigas, tu paciencia; que no toleras a los malvados; que has sometido a prueba a los que se dicen apóstoles sin serlo y has comprobado que son falsos;2,3: has soportado y aguantado por mi causa sin desfallecer.
2,4: Pero tengo algo contra ti: que has abandonado tu amor del principio.2,5: Fíjate de dónde has caído, arrepiéntete y haz las obras del principio. De lo contrario, si no te arrepientes, vendré y removeré tu lámpara de su puesto.2,6: Aunque tienes esto a tu favor: detestas la conducta de los nicolaítas como yo la detesto.
2,7: Quien tenga oídos escuche lo que dice el Espíritu a las Iglesias.
   Al vencedor le permitiré comer del árbol de la vida que está en el paraíso de Dios.

Los Sacramentos - 2: Confesión (D. José Pedro Manglano)

Nada te turbe...

Nada te turbe,
nada te espante,
todo se pasa,
Dios no se muda;
la paciencia
todo lo alcanza;
quien a Dios tiene
nada le falta:
sólo Dios basta.

(Santa Teresa de Jesús)

Los Sacramentos - 1: Bautismo (D. José Pedro Manglano)

Hazme oír el gozo y la alegría

Recibe las actualizaciones en tu correo:


by FeedBurner

Me enseñarás el camino de la vida (Salmo 16,5-11)

16,5: Señor, tú eres la parte de mi herencia y de mi copa;
Tú mismo has echado mi suerte:

16,6: Las cuerdas me asignaron una parcela deliciosa,
el Altísimo midió mi heredad.

16,7: Bendigo al Señor que me aconseja,
aun de noche instruye mi conciencia.

16,8: He elegido al Señor como mi guía perpetuo,
de su diestra jamás me apartaré.16,9: Dios fiel, se me alegra el corazón,
mis entrañas saltan de gozo,
y aun mi carne habita al cubierto,

16,10: pues no entregarás mi vida al Abismo,
ni dejarás que tu amigo vea el sepulcro.

16,11: Me enseñarás el camino de la vida,
me llenarás de alegría en tu presencia,de gozo eterno a tu derecha.

¿Hay una diferencia entre creer que hay un Dios y creer en Dios?

Santa María desatadora de nudos

Santa María desatadora de nudos
Santa María, llena de la presencia de Dios,
durante los días de tu vida aceptaste con
toda humildad la voluntad del Padre,
y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con
sus confusiones.

Ya junto a tu Hijo
intercediste por nuestras dificultades y,
con toda sencillez y paciencia,
nos diste ejemplo de cómo desenredar
la madeja de nuestras vidas.
Y al quedarte para siempre como
Madre Nuestra, pones en orden y haces mas
claros los lazos que nos unen al Señor.

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra,
Tú que con corazón materno desatas los
nudos que entorpecen nuestra vida,
te pedimos que nos recibas en tus manos
y que nos libres de las ataduras y confusiones
con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.
Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo,
líbranos de todo mal, Señora Nuestra
y desata los nudos, que impiden nos unamos a Dios,
para que libres de toda confusión y error,
los hallemos en todas las cosas,
tengamos en El puestos nuestros
corazones y podamos servirle
siempr…

Señor, que puedan verse como Tú les ves (dignos y perdonados)

PADRE, en nombre de Jesús, nos dirigimos a Ti para que toques a cada uno de estos hermanos y les des una buena imagen de sí mismos y una verdadera autoestima en Cristo Jesús.

Señor, ellos pueden que se sientan indignos, inapropiados o inferiores; quizás se sientan feos, tímidos, patosos o que no hacen nada bien. A lo mejor les llamaron apodos que no les gustaron, e incluso de adultos pueden sentirse inseguros y no amados. Señor Jesús, llévate sus sentimientos de fracaso, de vergüenza, decepción, culpabilidad o timidez. Te pedimos que los liberes de toda fuerza negativa que les ha mantenido en la esclavitud y les ha apartado de vivir una vida abundante y victoriosa.

Amado Señor, hazles saber cuánto les amas y que ellos son la niña de tus ojos. Nos dirigimos a Ti, para que sepan que Tú has muerto en la cruz, no solo por sus pecados, sino también por sus profundas heridas emocionales y sus recuerdos dolorosos. Te rogamos, Señor, que sanes todo lo herido y roto que haya en ellos. Ayúdales a…

¿Qué quiere Dios de mí? - Hermana Glenda