Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

“¿Quién ha tocado mi manto?” (Mc 5,21-43)

Lectura del santo Evangelio según san Marcos
Gloria a ti, Señor

En aquel tiempo, cuando Jesús regresó en la barca al otro lado del lago, se quedó en la orilla y ahí se le reunió mucha gente. Entonces se acercó uno de los jefes de la sinagoga, llamado Jairo. Al ver a Jesús, se echó a sus pies y le suplicaba con insistencia: “Mi hija está agonizando. Ven a imponerle las manos para que se cure y viva”. Jesús se fue con él y mucha gente lo seguía y lo apretujaba.  Entre la gente había una mujer que padecía flujo de sangre desde hacía doce años. Había sufrido mucho a manos de los médicos y había gastado en eso toda su fortuna, pero en vez de mejorar, había empeorado. Oyó hablar de Jesús, vino y se le acercó por detrás entre la gente y le tocó el manto, pensando que, con sólo tocarle el vestido, se curaría. Inmediatamente se le secó la fuente de su hemorragia y sintió en su cuerpo que estaba curada.  Jesús notó al instante que una fuerza curativa había salido de él, se volvió h…

La Eucaristía (Benedicto XVI)

"La Eucaristía es el culto de toda la Iglesia, pero requiere igualmente el pleno compromiso de cada cristiano en la misión de la Iglesia; implica una llamada a ser pueblo santo de Dios, pero también a la santidad personal; se ha de celebrar con gran alegría y sencillez, pero también tan digna y reverentemente como sea posible; nos invita a arrepentirnos de nuestros pecados, pero también a perdonar a nuestros hermanos y hermanas; nos une en el Espíritu, pero también nos da el mandato del mismo Espíritu de llevar la Buena Nueva de la salvación a otros". Benedicto XVI

Alfareros - Como no amarte

Traten a los demás como quieren que ellos los traten (Mt 7,6.12-14)

Lectura del santo evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No den a los perros las cosas santas ni echen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes y los despedacen. Traten a los demás como quieren que ellos los traten a ustedes. En esto se resumen la ley y los profetas.  Entren por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y amplio el camino que conduce a la perdición, y son muchos los que entran por él. Pero ¡qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que conduce a la vida, y qué pocos son los que lo encuentran!”

No juzguen y no serán juzgados (Mt 7,1-5)

Lectura del santo Evangelio según san Mateo

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No juzguen y no serán juzgados; porque así como juzguen los juzgarán y con la medida que midan los medirán.  ¿Por qué miras la paja en el ojo de tu hermano y no te das cuenta de la viga que tienes en el tuyo? ¿Con qué cara le dices a tu hermano: ‘Déjame quitarte la paja que llevas en el ojo’, cuando tú llevas una viga en el tuyo? ¡Hipócrita! Sácate primero la viga que tienes en el ojo, y luego podrás ver bien para sacarle a tu hermano la paja que lleva en el suyo”.

Hermana Inés de Jesús - El amor de Dios

una sola cosa es necesaria (Lucas 10, 38-42)

10,38: Yendo de camino, entró Jesús en un pueblo. Una mujer, llamada Marta, lo recibió en su casa.10,39: Tenía una hermana llamada María, la cual, sentada a los pies del Señor, escuchaba sus palabras;10,40: Marta ocupada en los quehaceres de la casa dijo a Jesús:
   —Maestro, ¿no te importa que mi hermana me deje sola en los quehaceres? Dile que me ayude.
10,41: El Señor le respondió:
   —Marta, Marta, te preocupas y te inquietas por muchas cosas,10,42: cuando una sola es necesaria. María escogió la mejor parte y no se la quitarán

Sed de amor

¿Qué hay dentro de mí? ¿Por qué esa inquietud eterna? ¿Por qué la vida cotidiana no basta para llenar mis sueños? ¿Qué busco?  P. Fernando Pascual LC

Una sed que está ahí. Presente, respetuosa, a veces con un deje de cansancio o de pena. Quisiera levantar nuestro corazón a nuevos horizontes, abrir nuestra mente a verdades profundas, desatar energías que duermen en la satisfacción de la nada.

Cada uno tenemos, muy dentro, indestructible, una sed intensa, profunda, insaciable. Sed de amor y de verdad. Sed de alegría y de entrega. Sed de justicia y de paz. Aunque también hemos acumulado mucha arena para apagar o esconder el deseo de un amor más grande.

Encendemos la radio, entramos en internet para buscar novedades, conversamos con personas desconocidas en un chat de emociones, salimos a la calle a ver una película o a divertirnos con los amigos, vamos a un parque para contemplar cipreses y jilgueros... La sed no se deja saciar, parece implacable, como un anhelo de algo que nos…

No me mueve mi Dios para quererte

Dios es luz sin mezcla de tinieblas (1 Juan 1,5-10)

1,5: Éste es el mensaje que le oímos y les anunciamos: que Dios es luz sin mezcla de tinieblas.
1,6: Si decimos que compartimos su vida mientras caminamos a oscuras, mentimos y no procedemos con sinceridad.1,7: Pero si caminamos en la luz, como él está en la luz, estamos en comunión unos con otros y la sangre de su Hijo Jesús nos limpia de todo pecado.
1,8: Si decimos que no hemos pecado, nos engañamos y no somos sinceros.1,9: Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonarnos los pecados y limpiarnos de todo delito.1,10: Si decimos que no hemos pecado, lo hacemos pasar por mentiroso y su palabra no está en nosotros

ve primero a reconciliarte con tu hermano (Mt 5,20-26)

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los cielos.  Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulte a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo. Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda. Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo

Habrá entre ustedes falsos maestros (2 Pedro, 1-3)

2,1: En el pueblo de Israel hubo también falsos profetas, como habrá entre ustedes falsos maestros, que introducirán sectas perniciosas, y, renegando del Señor que los redimió, se acarrearán una rápida destrucción.2,2: Muchos los seguirán en su vida viciosa y por su culpa será desprestigiado el camino de la verdad.2,3: Y por amor al dinero abusarán de ustedes con discursos engañosos. Pero la condenación los espera a ellos sin remedio, ya que desde hace mucho están condenados.

la fe se demostró con hechos (Santiago 2,14-26)

2,14: Hermanos míos, ¿de que le sirve a uno decir que tiene fe si no tiene obras? ¿Podrá salvarlo la fe?
2,15: Supongan que un hermano o hermana andan medio desnudos, o sin el alimento necesario,2,16: y uno de ustedes le dice: vayan en paz, abríguense y coman todo lo que quieran; pero no les da lo que sus cuerpos necesitan, ¿de qué sirve?
2,17: Lo mismo pasa con la fe que no va acompañada de obras, está muerta del todo.
2,18: Uno dirá: tú tienes fe, yo tengo obras: muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré por las obras mi fe.
2,19: ¿Tú crees que existe Dios? ¡Muy bien! También los demonios creen y tiemblan de miedo.
2,20: ¿Quieres comprender, hombre necio, que la fe sin obras es estéril?
2,21: Nuestro padre Abrahán, ¿no fue reconocido justo por las obras, ofreciendo sobre el altar a su hijo Isaac?
2,22: Estás viendo que la fe se demostró con hechos, y por esos hechos la fe llegó a su perfección.
2,23: Y se cumplió lo que dice la Escritura: Abrahán creyó en Dios y esto le fue tenido en cu…

Son By Four - En Tu Nombre (Me Levantare)

Todos fallamos muchas veces (Santiago 3,1-12)

3,1: Hermanos míos, no quieran muchos ser maestros, ya saben que los que enseñamos seremos juzgados más severamente.
3,2:Todos fallamos muchas veces: el que no falla con la lengua es un hombre perfecto, capaz de dominar todo el cuerpo.
3,3: A los caballos les ponemos un freno en la boca para que nos obedezcan, y así guiamos todo su cuerpo.
3,4: Observen las naves: tan grandes y arrastradas por vientos impetuosos: con un timón minúsculo las guía el piloto a donde quiere.3,5: Lo mismo la lengua: es un miembro pequeño y se cree capaz de grandes acciones.
   Miren cómo una chispa incendia todo un bosque.3,6: Y la lengua es fuego. Como un mundo de maldad, la lengua, instalada entre nuestros miembros, contamina a toda la persona y hace arder todo el ciclo de la vida humana, alimentada por el fuego del infierno.
3,7: La raza humana es capaz de domar y domesticar toda clase de fieras: aves, reptiles y peces.3,8: Pero nadie logra dominar la lengua: mal infatigable, lleno de veneno mortífero.3,9:…

Recen unos por otros (Santiago 5,13-20)

5,13: Si alguno de ustedes sufre, que ore; si está contento que cante alabanzas.5,14: Si uno de ustedes cae enfermo que llame a los ancianos de la comunidad para que recen por él y lo unjan con aceite invocando el nombre del Señor.5,15: La oración hecha con fe sanará al enfermo y el Señor lo hará levantarse; y si ha cometido pecados, se le perdonarán.
5,16: Confiesen unos a otros sus pecados, recen unos por otros, y se sanarán. Mucho puede la oración fervorosa del justo.5,17: Elías era hombre frágil como nosotros; pero rezó pidiendo que no lloviese, y no llovió en la tierra tres años y seis meses.5,18: Rezó de nuevo, y el cielo soltó la lluvia y la tierra dio sus frutos.
5,19: Hermanos míos, si uno de ustedes se aparta de la verdad y otro lo endereza,5,20: el que convierte al pecador del mal camino salvará su vida de la muerte y obtendrá el perdón de una multitud de pecados

Segunda carta de Juan

1,1: Del Anciano a la Señora elegida y a sus hijos a quienes amo de verdad; y no sólo yo, sino también todos los que han conocido la verdad.1,2: Los amo a causa de la verdad que permanece en nosotros y estará con nosotros para siempre.1,3: Que Dios el Padre y Jesucristo, Hijo del Padre, derramen su gracia sobre ustedes y les den misericordia y paz en la verdad y el amor.
1,4: Ha sido para mí una gran alegría encontrar entre tus hijos algunos que viven de acuerdo a la verdad, según el mandato recibido del Padre.
1,5: Ahora, Señora, no te escribo un mandamiento nuevo, sino el que teníamos desde el principio, que nos amemos unos a otros.
1,6: El amor consiste en proceder según sus mandamientos; y el mandamiento que ustedes han aprendido desde el principio es que vivan en el amor.
1,7: Muchos impostores han venido al mundo afirmando que Jesucristo no ha venido en carne mortal: ellos son el impostor y el Anticristo.1,8: Ustedes estén atentos para no perder el fruto de su trabajo, sin…

Vengan a la luz (Isaías 49)

49,1: Escúchenme, islas; presten atención, pueblos lejanos: Estaba yo en el vientre, y el Señor me llamó; en las entrañas maternas, y pronunció mi nombre.49,2: Hizo de mi boca una espada afilada, me escondió en la sombra de su mano; me hizo flecha puntiaguda, me guardó en su aljaba49,3: y me dijo: Tú eres mi siervo —Israel—, de quien estoy orgulloso.49,4: Mientras yo pensaba: En vano me he cansado, en viento y en nada he gastado mis fuerzas; en realidad mi derecho lo defendía el Señor, mi salario lo tenía mi Dios.49,5: Y ahora habla el Señor, que ya en el vientre me formó siervo suyo, para que le trajese a Jacob, para que le reuniese a Israel —tanto me honró el Señor, y mi Dios fue mi fuerza—:49,6: Es poco que seas mi siervo y restablezcas las tribus de Jacob y conviertas a los supervivientes de Israel; te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra.49,7: Así dice el Señor, redentor y Santo de Israel, al despreciado, al aborrecido d…

Gladys Garcete - El me levantará

mi alma tiene sed de ti (Sal 62)

Salmo responsorial (Sal 62) R. Señor, mi alma tiene sed de ti.  Señor, tú eres mi Dios, a ti te busco; de ti sedienta está mi alma.
Señor, todo mi ser te añora como el suelo reseco añora el agua /R Para admirar tu gloria y tú poder, con este afán te busco en tu santuario. Pues mejor es tu amor que la existencia; siempre, Señor, te alabarán mis labios /R Podré así bendecirte mientras viva y levantar en oración mis manos. De lo mejor se saciará mi alma; te alabaré con jubilosos labios /R