Entradas

Que a nadie le falte el pan

Señor Jesús, todos los hombres buscamos el pan y la paz. ¡Cómo nos alegra oír de tus labios esta palabra íntima! Saber que tú eres el pan de vida, pan amasado con el fruto de la tierra, pan ganado con sudor, pan que da fuerza para andar el camino, pan para el pobre y el peregrino.
Eso eres tú: pan vivo. Que el pan que compartimos nos una a todos en el cuerpo de Cristo. Renueva, Señor, en este día el corazón de nuestra sociedad, para que el pan de la abundancia sea compartido con los pobres.
Haz que a nadie le falte el pan: el pan de tu palabra y de tu espíritu, el pan de un jornal suficiente, el pan de la libertad, el pan de la amistad y del amor fraterno. Acuérdate, Señor, de los miembros más débiles de tu cuerpo. Y que nosotros no los olvidemos nunca.

Adviento. Histórico, místico y escatológico

El Magníficat. Cántico de la santísima virgen María

La oración de intercesión y la Misericordia

¿Cuál es el sentido y el fin de nuestra vida? (¿Quién soy yo?)

10 datos que debes conocer sobre la fiesta de Cristo Rey

Las Oraciones del Diario de Sor Faustina

Aquel que reza por sus enemigos, nunca conoce el rencor

10 citas bíblicas sobre el Rencor

En el día de los fieles difuntos