18 de febrero de 2016

Felices lo que no te vieron, y creyeron



Los que creen

Felices lo que no te vieron, y creyeron en Ti. Felices los que no contemplaron, tu semblante
y confesaron tu divinidad.

Felices los que, al leer el Evangelio, reconocieron en Ti a Aquel que esperaba!. Felices los que, en tus Enviados, divisaron tu divina presencia.

Felices los que, en el secreto de su corazón, escucharon tu voz y respondieron.

Felices los que, animados por el deseo de palpar a Dios, te encontraron en el misterio.

Felices los que, en los momentos de oscuridad, se adhirieron más fuertemente a tu luz.

Felices los que, desconcertados por la prueba, mantienen su confianza en Ti.

Felices los que, bajo la impresión de tu ausencia, continúan creyendo en tu proximidad.

Felices los que, no habiéndote visto, viven la firme esperanza de verte un día. Amén.




Recibe las actualizaciones en tu correo:


by FeedBurner