Ir al contenido principal

5 citas bíblicas sobre la limosna

5 Citas bíblicas sobre la limosna



Regula tu limosna según la abundancia de tus bienes. Si tienes poco, da conforme a ese poco, pero nunca temas dar limosna, porque así te atesoras una buena reserva para el día de la necesidad. Porque la limosna libra de la muerte e impide caer en las tinieblas. (Tobías 4, 8-9)

El agua apaga el fuego llameante, la limosna perdona los pecados. (Eclesiástico 3, 30)

Cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad les digo que ya reciben su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha (Mateo 6, 2-3)


Cada cual dé según el dictamen de su corazón, no de mala gana ni forzado, pues: Dios ama al que da con alegría. (2 Corintios 9, 7)

Si un hermano o una hermana están desnudos y carecen del sustento diario, y alguno de ustedes les dice: "vete en paz…", pero no les dan lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve? Así también la fe, si no tiene obras, está realmente muerta. (Santiago 2, 15-17)


Recibe las actualizaciones en tu correo:


by FeedBurner