Que a nadie le falte el pan

Señor Jesús, todos los hombres buscamos el pan y la paz. ¡Cómo nos alegra oír de tus labios esta palabra íntima! Saber que tú eres el pan de vida, pan amasado con el fruto de la tierra, pan ganado con sudor, pan que da fuerza para andar el camino, pan para el pobre y el peregrino.
Eso eres tú: pan vivo. Que el pan que compartimos nos una a todos en el cuerpo de Cristo. Renueva, Señor, en este día el corazón de nuestra sociedad, para que el pan de la abundancia sea compartido con los pobres.
Haz que a nadie le falte el pan: el pan de tu palabra y de tu espíritu, el pan de un jornal suficiente, el pan de la libertad, el pan de la amistad y del amor fraterno. Acuérdate, Señor, de los miembros más débiles de tu cuerpo. Y que nosotros no los olvidemos nunca.

10 citas bíblicas de las Cartas Católicas

10 citas bí-blicas de las cartas Católicas



Si alguno se cree religioso, pero no pone freno a su lengua, sino que engaña a su propio corazón, su religión es vana. (Santiago 1, 26)

Querido, no imites lo malo, sino lo bueno. El que obra el bien es de Dios; el que obra el mal no ha visto a Dios. (3 Juan 1, 11)

No devuelvan mal por mal, ni insulto por insulto; por el contrario, bendigan, pues han sido llamados a heredar la bendición. (1 Pedro 3, 9)


Más vale padecer por obrar el bien, si esa es la voluntad de Dios, que por obrar el mal. (1 Pedro 3, 17)

Pero, ante todo, tengan presente que ninguna profecía de la Escritura puede interpretarse por cuenta propia; porque nunca profecía alguna ha venido por voluntad humana, sino que hombres movidos por el Espíritu Santo, han hablado de parte de Dios. (2 Pedro 1, 20-21)

Manténganse en la caridad de Dios, aguardando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna (Judas 1, 21)

Frutos de justicia se siembran en la paz para los que procuran la paz. (Santiago 3, 18)

Y en esto consiste el amor: en que vivamos conforme a sus mandamientos. Este es el mandamiento, como lo han oído desde el comienzo: que vivan en el amor. (2 Juan 1, 6)

Hubo también en el pueblo falsos profetas, como habrá entre ustedes falsos maestros que introducirán herejías perniciosas y que, negando al Dueño que los adquirió, atraerán sobre sí una rápida destrucción. (2 pedro 2, 1)

En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene; en que Dios envió al mundo a su Hijo único para que vivamos por medio de él. (1 Juan 4, 94)


- 10 citas bíblicas - 

Comentarios