Ir al contenido principal

10 citas bíblicas del libro de la Sabiduría

10 citas bíblicas del libro de la Sabiduría

Guárdense de murmuraciones inútiles, preserven su lengua de la maledicencia; que la palabra más secreta no se pronuncia en vano, y la boca mentirosa da muerte al alma. (Sabiduría 1,11)

Que el Señor de todos ante nadie retrocede, no hay grandeza que se le imponga; al pequeño como al grande él mismo los hizo y de todos tiene igual cuidado (Sabiduría 6,7)

Un alfarero trabaja laboriosamente la tierra blanda y modela diversas piezas, todas para nuestro uso; unas van destinadas a usos nobles, otras al contrario, pero todas las modela de igual manera y de la misma arcilla. Sobre el servicio diverso que unas y otras han de prestar, es el alfarero quien decide. (Sabiduría 15,7)

Es imposible escapar de tu mano (Sabiduría 16,15)

Cobarde es, en efecto, la maldad y ella a sí misma se condena; acosada por la conciencia imagina siempre lo peor (Sabiduría 17,11)

Amen la justicia, los que juzgan la tierra, piensen rectamente del Señor y con sencillez de corazón búsquenle. (Sabiduría 1,1)

Los que en él confían entenderán la verdad y los que son fieles permanecerán junto a él en el amor, porque la gracia y la misericordia son para sus santos y su visita para sus elegidos. (Sabiduría 3,9)

Este es aquel a quien hicimos entonces objeto de nuestras burlas, a quien dirigíamos, insensatos, nuestros insultos. Locura nos pareció su vida y su muerte, una ignominia. ¿Cómo, pues, ha sido contado entre los hijos de Dios y tiene su herencia entre los santos? (Sabiduría 5, 4-5)

El espíritu del Señor llena la tierra y él, que todo lo mantiene unido, tiene conocimiento de toda palabra. (Sabiduría 1,7)

Radiante e inmarcesible es la Sabiduría. Fácilmente la contemplan los que la aman y la encuentran los que la buscan. Se anticipa a darse a conocer a los que la anhelan. Quien madrugue para buscarla, no se fatigará, que a su puerta la encontrará sentada. (Sabiduría 6, 12-14)