20 de febrero de 2014

¿Quién será grato a tus ojos, Señor?




Salmo responsorial (Sal 14).
R ¿Quién será grato a tus ojos, Señor?

El hombre que procede honradamente y
obra con justicia; el que es sincero en todas sus palabras y
con su lengua a nadie desprestigia /R

Quien no hace mal al prójimo ni difama al vecino;
quien no ve con aprecio a los malvados,
pero honra a quienes temen al Altísimo /R

Quien presta sin usura y
quien no acepta soborno en perjuicio de inocentes,
ése será agradable a los ojos de Dios eternamente /R