Ir al contenido principal

¡Dichosos, más bien, los que escuchan la Palabra de Dios y la cumplen!