Ir al contenido principal

Salmo 22 (17-22)

17  Puedo contar todos mis huesos; ellos me observan y me miran,
18 repártense entre sí mis vestiduras y se sortean mi túnica.
19 ¡Mas tú, Yahveh, no te estés lejos, corre en mi ayuda, oh fuerza mía,
20 libra mi alma de la espada, mi única de las garras del perro;
21 sálvame de las fauces del león, y mi pobre ser de los cuernos de los búfalos!
22 ¡Anunciaré tu nombre a mis hermanos, en medio de la asamblea te alabaré!